lunes, 22 de noviembre de 2010

Referencias

Páginas Web:
Turismo en el Noroeste
http://www.republicadelnoa.com.ar/mapasantiago.htm
http://www.argentinaturistica.com/rnoroestenaturaleza.htm
Geografía Argentina
http://www.barrameda.com.ar/geografia/argentina-regiones-geograficas-noroeste.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Noroeste_argentino
http://www.argentinaturismo.com.ar/noroeste/
http://www.norteargentino.gov.ar/
http://www.redargentina.com/mipais/regiones/noroeste/
http://www.pasonoroeste.com/
http://www.saneamientosnoroeste.com/web/
http://www.folkloredelnorte.com.ar/biologia/noroeste.htm
http://www.argentour.com/es/noroeste/noroeste.php
http://www.turismodelnoroestedemurcia.com/secc.asp
http://www.observadornoroeste.com/
http://www.blogdelnoa.com.ar/

La Puna

 Los asentamientos de esta zona tiene diversos orígenes. Algunos como Casabindo y Cochinoca, surgieron como lugares de abastecimiento en el Camino del Inca, que es el conjunto de caminos construidos durante la ocupación de los incas en el noroeste. Otros, como Yavi, se organizaron en tierras pertenecientes a una hacienda dedicada a la ganadería y a la agricultura, lugares que tienen una mayor disponibilidad de agua para riego. Las zonas donde se realizan las actividades agrícolas son muy reducidas, debido a su clima árido de montaña consecuente muy bajas precipitaciones. Son numerosos en esta zona los asentamientos que surgen por la puesta en producción de yacimientos mineros; de los cuales se destacan El Aguilar y Mina Pirquitas, entre otros. Los pobladores de la Puna realizan diversas actividades para poder subsistir; como el cría de ganado o la venta de sal. Para realizar estas actividades recorren por lo general grandes distancias a pie o con mulas las cuales a veces consumen gran parte del día. Caminos re ripio o simplemente de huellas, atraviesan vastas extensiones del altiplano puneño. La actividad de la recolección de sal, usualmente denominado cosecha, surge de los pobladores que recogen las sales que se desarrollan en las depresiones hacia las que fluyen los escasos cursos de agua que nacen en las zonas más elevadas y que, al evaporarse, depositan las sales que contiene dicho río; luego las venden en poblados del área. Los pobladores de la Puna siempre estuvieron en contacto con los de otras áreas, ya sea como trabajadores temporarios en actividades agrícolas, o migrando a otras ciudades, por ejemplo, a consecuencia del cierre de la mina en donde trabajaban. Los dos asentamientos de la Puna más poblados (La Quiaca y Abra Pampa) crecieron como centros de comunicación y de servicios para el intercambio comercial, tanto del interior como para el exterior. Estas ciudades también crecen como consecuencia de la llegada de gente proveniente de otros asentamientos de la Puna.


Los valles altos del oriente

Valles Altos
Además de los valles Calchaquíes y las quebradas, se encuentran valles de mayor altura con pequeños pobladores; éstos están ubicados entre los cordones de la cordillera Oriental, al noroeste de la Quebrada de Humahuaca. En esta área se encuentran poblados muy antiguos, como Santa Victoria, Nazareno e Iruya. Sus respectivas poblaciones se dedicaron, hasta el SXIX, a la producción de alimentos para vender en otros asentamientos del área. Cultivaban principalmente maíz, papas o trigo en las terrazas construidas en las laderas; también criaban y engordaban ganado vacuno con las pasturas naturales existentes en las zonas más elevadas. Los pobladores se mantuvieron en contacto con los pobladores de los valles más bajos, principalmente con los del Ramal; estos contactos se incrementaron por la expansión de la producción cañera y por la necesidad de más mano de obra para la zafra. Las migraciones estacionales hacia los valles bajos se hicieron frecuentes y las producciones tradicionales comenzaron a perder importancia.  En la actualidad, la demanda de mano de obra para la actividad cañera disminuyó, y los pobladores vuelven a complementar los trabajos estacionales que puedan conseguir, con la ganadería pastoril y la agricultura para autoconsumo. Debido a que los suelos y las pasturas naturales disminuyeron sus rendimientos, estos pobladores han comenzado a buscar nuevas tierras, pendiente abajo, recurriendo al desmonte de la selva.

video

La Quebrada de Humahuaca

Quebrada de Humahuaca
Pueblo de la Quebrada de Humahuaca
 Es un valle de erosión fluvial, recorrido por el río Grande de Jujuy que atraviesa la cordillera Oriental. Al igual que en los valles Calchaquíes, se encuentras pequeños asentamientos mayormente de oasis de riego, entre los que se destacan los de Humahuaca, Tilcara y Maimará, que se disponen a lo largo del río. En los pequeños oasis de Humahuaca se realizan cultivos de hortalizas y cereales para el abastecimiento local y, también, para abastecer a los pobladores mineros de la Puna y a la ciudad de Jujuy. En lugares de menor amplitud de temperatura y humedad, los cultivos se escalonan en terrazas. En los asentamientos más importantes de la quebrada existen comercios y se brindan servicios relacionados con las vías de comunicación y las actividades turísticas, tales como estacones de servicio, hoteles y restaurantes. La Quebrada Humahuaca es una de las principales vías de circulación en el noroeste ya que permite la conexión entre los asentamientos de la Puna y las ciudades de los valles de Lerma y Jujuy. Esta vía natural de comunicación fue aprovechada para tender el ferrocarril Belgrano hasta la Quiaca, y también para la construcción de la ruta nacional 9 (debido a las precipitaciones de verano, es frecuente que en algunos casos se corten las rutas de la región).

video

Los valles Calchaquíes

Valles Calchaquíes
 Se hace referencia a dos valles principalmente: el Calchaquí y el de Santa María (recorridos por los ríos homónimos, que se ubican entre los cordones de la cordillera Oriental). También abarca la zona numerosas quebradas cercanas, las cuales se diferencian de los valles por ser más angostas. Al ser una de las áreas más secas del noroeste, los asentamientos se disponen espaciadamente a orillas de los ríos, como el Cafayate, Molinos, San Carlos y Cachí; son pequeños oasis donde se realizan cultivos con riego. La producción de los cultivos es variada; entre estos se destacan aquellos destinados al mercado regional e incluso nacional como el pimiento (para producir pimentón) y la vid (para la producción de vinos).  Parte de la producción se obtiene en fincas; muchas de las cuales también son bodegas, cuyos propietarios suelen residir en la ciudad de Salta. Gran parte de la población de los valles se dedica a trabajar pequeñas explotaciones agrícolas, muchas arrendadas a las fincas, en las que combinan producción destinada al mercado con la producción para el consumo familiar. También complementan con actividades como la elaboración de artesanías y la cría de animales tales como cabras, ovejas y algunos vacunos. Muchas personas tienen grandes dificultades para vender sus productos en el mercado, y viven en situaciones de pobreza; otras, emigraron hacia otra áreas en busca de mejores condiciones de vida. Salvo las zonas de turismo, que valoran el paisaje y el patrimonio arqueológico del área, y las grandes fincas con sus bodegas que presentan signo de mayor dinamismo, esto demuestra que la situación en los asentamientos de los valles tienen en general un estancamiento en las actividades en las que se ocupa gran parte de la población; generando malas condiciones de vida para los pobladores de dicho asentamiento.

video

La planicie tucumana

 Se extiende desde el pie de la sierra del cordón del Aconcagua por el oeste, hasta la llanura chaqueña por el sudeste; al norte la delimita las sierras Subandinas. En ella se destaca la ciudad de San Miguel y con menos papel un conjunto de asentamientos de menor tamaño. San Miguel, formada por los españoles, adquirió importancia debido a su posición, que enlazaba a los asentamientos del noroeste con los de la llanura pampeana. Gracias a las condiciones naturales del lugar, los pobladores se dedicaban a la agricultura y otras actividades de como la explotación forestal. Si bien la planicie resulta adecuada para el desarrollo de las actividades agrícolas, requiere de riego constante en el invierno y la eliminación del piso vegetal arbóreo natural. Al ser el agua un recurso muy importante en esta región, las lluvias que precipitan en las sierras dan origen a numerosos cursos de agua (ej. Cuenca del río Salí) que descienden hacia la planicie y en donde luego la sociedad de este asentamiento ha construido numerosos embalses, en los cuales se pueden destacan los del Río Hondo, El Cadillal y Escaba; además de la generación de energía, estas obras tienen como objetiva la regulación de los caudales del río, que presentan importantes fluctuaciones estacionales. Como tenemos entendido, gran parte de los asentamientos de las planicies tuvieron un desarrollo productivo gracias a la llegada del ferrocarril y, en el caso de la planicie tucumana, la expansión de la caña de azúcar, ocurridas hacia fines del SXIX. Similar al poblamiento del Ramal, estos asentamientos surgieron alrededor de los ingenios, a lo largo del tendido ferroviario; hoy permanecen enlazados, especialmente por la ruta nacional 38. Por otra parte, a diferencia del asentamiento anteriormente mencionado, predominaron las pequeñas exportaciones cañeras llevadas a cabo por el trabajo familiar, la cual dio a la planicie la característica de una densa población rural. En la actualidad, las exportaciones cañeras disminuyeron y muchos productores se volcaron a otros cultivos, como el del limón. La sobreproducción de la caña de azúcar trajo varias veces difíciles situaciones para los productores ya que generaba una disminución de la mano de obra y esto provocó importantes movimientos de población hacia las zonas urbanas.



El Ramal

El tren de las nubes, El Ramal
Es la zona que se desarrolla desde la ciudad de Perico (Jujuy) que sigue el trazado del ferrocarril Belgrano. A partir de que tendieron el ferrocarril, las actividades y asentamientos se fueron expandiendo y organizando. Producción más destacada ha sida la agrícola, la forestal y la de hidrocarburos. La agricultura se basó más que nada en la caña de azúcar. Alrededor de estas zonas de cultivo se organizaron propiedades para dicho cultivo y su mercado denominados ingenios. Alrededor de estas empresas se fueron formando los pueblos, generalmente habitados por trabajadores de los ingenios. En la actualidad se han producido cambios en las empresas azucareras y en las petroleras; el más significativo fue el de la organización empresarial, la incorporación de tecnologías y la disminución del empleo y la mano de obra. En el caso de la caña de azúcar, se produjo una declinación y se sustituyó por otros productos como los cítricos y hortalizas para la exportación. Hubo una expansión en  una serie de asentamientos como por ejemplo en rosario de la Frontera, debido a la expansión de la agricultura en el este de la región, que avanza sobre el área chaqueña; esta evolución se denominó avance de la frontera agrícola, en donde predomina el cultivo del poroto de soja destinado a la exportación.
El avance, gestionado por grandes empresas, está provocando importantes transformaciones en las condiciones naturales del área; ello se relaciona con el desmonte del bosque chaqueño para generar más zonas de cultivo y un uso intensivo de los suelos del área.





Los valles de Lerma y Jujuy

Valle de Lerma desde el mirador de cerrillos
Se encuentran entre la cordillera Oriental y las Sierras subandinas. En este valle se encuentran las ciudades de Salta y Jujuy, dos de las más importantes del noroeste. Predomina la actividad de agricultura de riego y la ganadería (pasturas naturales. En un principio, era muy importante el comercio con Potosí y con las áreas mineras de la zona; a partir del SXX es la agricultura la de mayor importancia. El desarrollo de la agricultura es gran medida ha ido organizando los valles de este lugar. La mayoría de los asentamientos se encuentran conectados por las vías de comunicación y vinculados con Salta y Jujuy. Estas últimas ciudades se destacan por su variedad de servicios, comercios e industrias y representan un amplio mercado para el consumo regional. Establecen importantes relaciones mediante la prestación de servicios para el desarrollo de la producción en otras ciudades.

Hidrografía: el agua y su valorización

Dentro del sistema hidrográfico se encuentran dos ríos importantes: el río Bermejo y el Salado del Norte. Este último es el más largo, nace en los cerros de Acay y Cachi, atraviesa las provincias de Santiago del Estero, Córdoba y Santa Fe y desemboca en el río Paraná. En Jujuy el río más relevante por su recorrido es el Grande, que corre a través del valle de Humahuaca. En la zona puneña la hidrografía es particular pues muchos ríos nacen y mueren dentro de la misma puna.
Dique "Cabra Corral", Salta.
Las actividades agrarias fueron posibles gracias al control de agua que se hizo en esta región. La actividad agrícola ganó importancia a partir del poblamiento indígena que ocupó la Puna y los valles y quebradas de mayor altura. Los indígenas se asentaban en aquellos sitios donde podían aprovechar el agua de los río y de las vertientes, es decir, el agua que desciende por las laderas. Para ello aplicaban diversas técnicas, como la construcción de terrazas y canales de riego.
El área tiene una distribución natural del agua muy variada. En principio, se pueden distinguir un área más húmeda al Este y otra más seca al Oeste, como consecuencia de la presencia de las precipitaciones orográficas.
En las áreas más secas existen pequeños oasis, en donde sus pobladores aún emplean antiguas técnicas de control hídrico, similares a las que ya utilizaba el poblamiento indígena. En otras áreas, si bien la disponibilidad del agua es mayor, se la controla con técnicas más complejas, como la construcción de diques o embalses. Los diques y embalses también han contribuído a la regulación de las diferencias estacionales propias de los caudales de los ríos y al control de las grandes crecientes estivales; no obstante, las crecidas continúan siendo un problema en muchos lugares poblados por la falta de diques, o porque éstos son insuficientes para contener las grandes masas de aguas.
La realización de grandes obras hidráulicas, muchas de las cuales generan energía hidroeléctrica, fue orientada, en gran medida, por las acciones del Estado nacional y también de los estados provinciales.


Mapa de Jujuy y sus ríos


Mapa de Tucumán y sus ríos

Mapa de Salta y sus ríos




Mapa de Catamarca y sus ríos

Mercado y Actividades Económicas

Hombre cortando caña de azucar
  Con respecto al Este, en general, la producción se ha destinado al mercado interno, como el cultivo de caña de azucar y del tabaco; y el mercado externo - cítricos, porotos, entre otros. Durante muchas décadas las actividades relacionadas con las producciones agrícolas fueron importantes para el desarrollo de los asentamientos, sea por el número de productores involucrados, o por la gente trabajando en ésta actividad o en otra vinculada con ella. Y, además, por las importantes migraciones estacionales de población que se desplazó desde otros asentamientos del noroeste, inclusive desde Bolivia, para trabajar en las áreas de cultivo, especialmente en la zafra o cosecha. Uno de los ejemplos de este tipo de zonas productivos es el Valle de Lerma, en la provincia de Salta. 


Planta de tabaco
En el Oeste, gran parte de los asentamientos constituyen pequeños oasis; los pobladores se dedican, principalmente, a las actividades agrícolas y ganaderas; una parte de esta producción se destina al consumo familiar y otra parte, para vender en el mercado local. Otros asentamientos están estrechamente vinculados a las actividades mineras. Muchos pobladores de ésta área migran en busca de mejores condiciones de vida hacia otros lugares, como por ejemplo, las zonas productivas y las ciudades de los valles más bajos.
Recientemente, se han promovido algunas inversiones para la producción, que tiende a revalorizar la minería en la zona, como si también a impulsar un mejoramiento de las rutas que recorren el área y conectan con pasos fronterizos, como el de Jama.


En los últimos años, otra actividad que fue priorizada en la región fue el Turismo.

Población

En cuanto a la población, los primeros habitantes de la región fueron tribus relacionadas con la civilización incaica. Los más importantes eran los calchaquíes, omaguacas y atacamas.

Tenían una cultura agrícola que se destacaba por lo avanzado de sus métodos de riego y abono. En el siglo XVII fueron perseguidos y quedaron diseminados por todo el país; de esta manera, los quilmes, por ejemplo, llegaron a la provincia de Buenos Aires. Actualmente, los descendientes no viven en las condiciones de sus antepasados pero mantienen las artesanías antaño, característica particular de la zona que resulta de gran atractivo para los turistas.

La población total del NOA es aproximadamente 2.784.821 habitantes, esto es decir, poco más del 8,28% de la población total del país, según las cifras del Censo Nacional de Población  y Vivienda de 1991. Un tercio de ella se encuentra en la provincia de Tucumán, la de menor superficie relativa, y un cuarto en la de Salta. La densidad poblacional es de 7,4 habitantes/km2, es decir, un 15% inferior que la media del país.


 
El 30% de los hogares del NOA tiene las necesidades básicas insatisfechas (NBI). En los casos de Jujuy, Salta y Santiago del Estero el porcentaje supera el 33%, es decir, duplica al promedio del total del país.

La Tasa de Mortalidad Infantil media de la región es 24,9‰, mientras que la del total del país es 20,9‰ y la de la Capital Federal es 14,7.



Provincia

Población

Superficie (km2)
Densidad de población
(hab/km2)
% Hogares c/ Necs Básicas Insatisfechas
Tasa de
Mortalidad infantil
Jujuy
          512.329
              53.219
                9,6
33,6
24,4‰
Salta
          866.153
             155.488
                5,6
33,9
25,5‰
Catamarca
          264.234
             102.602
                2,6
24,6
26,4‰
Tucumán
       1.142.105
               22.524
              50,7
24,6
28,8‰







NOA

       2.784.821
                 333.833
                 
7,4

29,17

26,27






TOTAL DEL PAÍS
     32.615.528
3.761.274
              8,7
16,5
20,9
% NOA/TOTAL PAIS
8,53%
8,875%






Clima y Vegetación

Según la posición geofísica y la altura se pueden observar diferentes tipos de clima. La puna es fría y seca. Las selvas montañosas están caracterizadas por la lluvia, que determina un clima húmedo con temperaturas templadas.

La vegetación del noroeste comprende especies adaptadas a los climas secos, como los cactus; aunque después de las escasas lluvias crecen numerosas especies que viven por corto tiempo.
En los bosques montanos el clima es templado, con menos lluvias que en la región anterior, pero los inviernos son fríos. En el sistema de valles, en el centro y hacia el sur, el clima es cálido y con pocas lluvias.
En las selvas, los vientos húmedos que llegan al noroeste desde la región atlántica, al condensarse por el frío reinante, provocan lluvias de hasta 2.500 mm. Que comienzan en el mes de octubre y se prolongan hasta abril. Durante el resto del año la zona es seca.


  Los vientos del este descargan su humedad sobre las sierras subandinas y las laderas orientales de la cordillera Saltojujeña. Estas áreas tienen clima cálido subtropical serrano con abundantes lluvias. Los bosques y selvas subtropicales que tapizan estas montañas son conocidas como yungas. Esos mismos vientos pasan ya secos hacia el oeste. Por eso las laderas occidentales de la Cordillera Oriental y la Puna, tienen un clima árido. La escasa vegetación está representada por pastos duros y arbustos espinosos

Mapa de la región, con registro de latitud y longitud
Si es por las latitudes, se tendría el preconcepto según el cual todo el NOA es caluroso con lluvias y con vegetación lujuriosa, sin embargo lo real es que, por las diversas altitudes, esta región posee gran parte (precísamente el oeste en donde se ubica la Puna) de su territorio yermo y frío o con un clima continental extremado, a medida que se “baja” hacia el este el clima se hace gradualmente más húmedo y cálido, existiendo las densas forestas de pluvisilva en los faldeos más orientales de las cordilleras y la Precordillera, esa es la franja de yunga, más abajo, ya en la penillanura de contacto con la región chaqueña el clima mantiene características en que se mezclan rasgos continentales, tropicales y subtropicales: naturalmente se da un «monte» de árboles de madera dura y caducifolios xerófilos preaparado para resistir prolongadas sequías invernales y copiosas lluvias primaverales, en esa zona los veranos son torridos (con temperaturas máximas que rondan los 50 C en verano (por ejemplo en el mes de enero) y mínimas de alrededor solo 0° C en las madrugadas de los meses de invierno. El panorama va variando con la altura, el territorio del NOA se caracteriza por estos grandes contrastes y tener compartimientos escalonados, unidos entre sí por abras y quebradas; y es precísamente la presencia de una fuerte interrelación entre las zonas de diversas altitudes uno de los factores que le da una cierta geográfica unidad a esta región argentina.

Cuadro con las temperaturas
de los meses
Verano (21 Dic. / 21 Mar.)
Tiempo caluroso a mediodía y en las primeras horas de la tarde; mañanas y tardes agradables; noches agradables a frescas.
Otoño (21 Mar. / 21 Jun.)
Tiempo agradable durante el día; noches frescas a frías.
Invierno (21 Jun. / 21 Sep.)
Tiempo agradable a mediodía y en las primeras horas de la tarde; fresco durante el resto del día, noches frías.
Primavera (21 Sep. / 21 Dic.)
Tiempo agradable durante el día; noches frescas a frías.


Cactus rastrero
Fotografía de un cáctus


Flora y Fauna
El Noroeste presenta una vegetación rica en arrayanes, helechos, laureles y horco molle, que crecen en las selvas de la montaña; por su parte, en los bosques predominan los alisos y los pinos del cerro y en los valles jacarandaes, timboes, árboles de palo blanco y de palo amarillo.
Entre las especies animales más representativas se encuentran el puercoespín, el surucá, el cóndor real y el oso de anteojos.

Datos Generales

Mapa de la Argentina con sus regiones
El territorio argentino puede dividirse en distintas regiones geográficas caracterizadas por un relieve, hidrografía, clima y recursos económicos propios bien diferenciados. En el noroeste de nuestro país, existe una diversidad de asentamientos de población. Algunos son pequeños pueblos mineros ubicados a gran altura y en un paisaje árido de altiplano; otros, son ciudades y pueblos que organizan zonas en donde predomina la agricultura. Hay ciudades de mayor tamaño que son capitales de provincia; y pueblos que se formaron en pequeños oasis. Algunos asentamientos se encuentran en valles húmedos y cálidos, donde se desarrolla una abundante vegetación, mientras que otros, están ubicados en valles secos. 
Al este se encuentran valles y planicies que reciben gran cantidad de precipitaciones, donde se ha desarrollado una importante vegetación, especialmente la formación de selva. Los valles y planicies, de acuerdo con la latitud en la que se encuentran y su altura con respecto al nivel del mar, en general, cálido los más bajos o templados los más altos.
En el oeste, la cantidad de población es menor; se encuentran acentamientos de menor tamaño, que se distribuyen en valles, las quebradas y la Puna. En general, se trata de un área situada a mayor altura y clima seco, que ha sido poblada desde la época pre-colombina.



El noroeste abarca las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, el noroeste de Santiago del Estero y norte de Catamarca; pero son las más características las provincias de Jujuy, Salta y Tucumán





Mapa de Jujuy y sus regiones





Jujuy
El territorio de la provincia de Jujuy está formado en gran parte por el área de la Puna; la Quebrada de Humahuaca, recorrida por el río Grande de Jujuy; los valles que forma este río al salir de la quebrada y sus afluentes, entre ellos el valle de Jujuy, y la mayor parte del valle del río San Francisco.



Salta
Mapa de Salta y sus regiones
El territorio de la provincia de Salta abarca también una parte de la Puna; los valles Calchaquíes y algunas quebradas (como la del Toro); flanqueadas por montañas de gran altura; el valle de Lerma (recorrido, entre otros, por el río Arenales); y una serie de valles de menor altura, también denominados cuencas, que se encuentran en el este y están atravezados por río, entre los que se destaca el Pasajo o Juramente. Al norte del territorio hay un área montañosa que forma gran parte de la cuenca del curso superior del río Bermejo y el valle inferior del río San Francisco; y hacia el este, se encuentra el llamado chaco salteño, es decir, el área que avarca parte de la llanura chaqueña.




Tucumán


Mapa de Tucumán y sus regiones
El territorio de la provincia de Tucumán comprende una extensa planicie constituída, en gran parte, por la cuenca del río Salí, y un área montañosa al oeste, formada principalmente por la Sierra del Aconquija.